1º REFLEXIONA... Después, DECIDE

La elección en nuestras vidas sobre qué estudiar, qué camino seguir en lo referente a lo profesional no siempre llega en el momento más propicio.

En general, cuando debemos tomar una opción no estamos del todo bien informados ni asesorados así como tampoco contamos con la suficiente madurez para elegir lo que más nos podría estar siendo favorable o tal vez simplemente, no estamos tomando la acción más consciente en ese momento.

La elección profesional es algo más que la elección de una carrera.

Decidir una profesión significa encontrar el medio para crecer como persona asumiendo una responsabilidad social .

Cuando llega el momento de tomar la decisión acerca de los estudios profesionales, se nos somete a una dinámica de presión familiar y social, que provoca confusión, incertidumbre y en ocasiones miedo al futuro, sustentado muchas veces la idea de haber cometido un error de elección.

Algunos de los errores más comunes en la elección de la profesión equivocada son:

* Considerar la profesión en base a la elección de algún amigo, solamente para tener algún conocido en la universidad y no llegar solo.

* Elegir la carrera que está de moda, es decir, la que tiene más publicidad.

* Estudiar lo que los padres desean, solamente para complacerlos.

* Tomar una profesión en la que no se estudie alguna materia en concreto ,las matemáticas, por ejemplo, sin pensar realmente en la profesión.

* Decidir solamente porque el título del Grado es impresionante .

* Seleccionar entre las profesiones tradicionales como: Medicina, Leyes, Ciencias de la Comunicación.

* Estudiar la carrera de la familia, solamente por tradición.

* Inscribirse en la universidad más cercana, sin tomar en cuenta el Grado y su plan de estudios.